Protocolo HTTP

HTTP (del inglés Hypertext Transfer Protocol o Protocolo de Transferencia de Hipertextos) es como lo indica su nombre, el protocolo de comunicación que se emplea en la web para que un ordenador solicitante (cliente) reciba información procedente del servidor donde se encuentra almacenada dicha información.

En pocas palabras, HTTP es el protocolo de transferencia de información entre los elementos que conforman la arquitectura web, es decir, entre servidor, cliente y proxy.

Características del protocolo HTTP

En el protocolo HTTP los datos son transmitidos en la red en formato de texto plano, de esta manera pueden ser vistos por cualquier tercero que entre en la red. El riesgo que esto trae consigo es que la información confidencial enviada, por ejemplo, claves y datos bancarios, se vea comprometida.

Además, HTTP no guarda ningún registro sobre las visitas anteriores del lado del servidor, sino que la información se almacena mediante cookies que están siempre del lado del servidor. Estas cookies permiten brindar una mejor experiencia de navegación para los usuarios.

Funcionamiento del HTTP

Cliente-Servidor

El HTTP se emplea dentro de un modelo cliente-servidor o petición-respuesta. El cliente realiza una solicitud al servidor para que muestre el contenido de una página web a la que apunta determinada URL, como respuesta, el servidor donde está almacenado el sitio indica la forma y el orden cómo debe transmitirse o mostrarse la información, es decir, todo el contenido de la página.

Al enviar estos metadatos, en el ordenador cliente se muestra una réplica exacta del sitio almacenado en el servidor aunque este se encuentre al otro lado del mundo.

Métodos de petición y respuestas

Los métodos de petición son diferentes comandos que se emplean para determinar la manera cómo se trasmitirá la información procedente del servidor. Cuando se utiliza uno de esos métodos, se ejecutan una serie de acciones del lado del servidor que llevan al despliegue del contenido del sitio web.

Aunque la lista es larga y se pueden añadir nuevos métodos de petición, entre los más usados están: Get, Post, Head, Put, Trace y Connect, entre otros.

Ante las peticiones, el servidor envía una respuesta en forma de código que indica cuál ha sido el resultado de la misma. Estos códigos de respuesta se clasifican de la siguiente forma:

  • 1xx: Cuando nos encontramos con un código que comience por 1, estamos ante una respuesta que muestra que la petición realizada está siendo procesada.
  • 2xx: Este tipo de códigos son indicativos de que la petición fue procesada de gorma exitosa.
  • 3xx: Redirección, es decir, se lleva al usuario de un sitio a otro en cuestión de segundos y muchas veces sin que este lo perciba.
  • 4xx: la información no se muestra porque la petición incluye errores, por ejemplo, se ha introducido en el navegador una URL errada o la página a la que se intenta acceder ha sido eliminada quizás por el dueño de la web.
  • 5xx: al igual que el formato de error anterior, este indica que existe un error, solo que esta vez se produce del lado del servidor y no del cliente.

Leave a Comment